Hay sesiones en las que las cosas cuadran y todo sale fluido, y otras que hay que trabajárselas un poco más, ya sea porque la luz esté peleona o porque los retratados estén algo inquietos. En este caso fue de la primera clase, un trabajo fácil y bonito en el que la modelo me lo hizo muy sencillo. La idea era captar toda la belleza de Carmen, pero evitando las típicas fotos de posados, queríamos que fuesen imágenes que recogiesen su esencia, por eso se la ve pensativa, a veces sonriente, otras absorta…

Además, también hicimos algunas fotografías con su madre, unas imágenes muy vitalistas y alegres que reflejan bien la relación de complicidad y cariño que tienen entre ellas. En resumen, una de las sesiones más fáciles que he hecho y con unos resultados preciosos, con fotografías luminosas y llenas de vida.

 

Carmen6

Carmen7

Carmen27

carmen28

carmen22

Carmen23

Carmen11

Carmen17

Carmen4

carmen18

Carmen19

Carmen21

Carmen20