fotografia viva

Si has llegado hasta aquí es porque me imagino que quieres conocer más sobre mi trabajo, y aunque creo que las imágenes narran mejor que yo cuál es mi estilo, si quieres te puedo contar que… Mi fotografía es sencilla y vitalista, prefiero la luz natural y las imágenes al aire libre, con excepciones, claro, hay interiores con una luz muy especial y lugares que dan gran carácter a las imágenes. Además le doy mucha importancia a la luminosidad, a la composición de la imagen y a la nitidez. Me gusta que cada persona fluya a su tiempo y a su manera, y para ello dedico un buen rato a las sesiones, prefiero dejar unos treinta minutos para que os vayáis adaptando y sintiendo cómodos ante la cámara, para que la olvidéis todo lo que sea posible, y que, de este modo, las imágenes capten vuestra esencia. Porque ese es mi deseo, reflejaros de verdad, auténticos y sin artificios.

Para los eventos, como bodas, fiestas y otras celebraciones, intento evitar, siempre que se pueda, los posados; me gusta captar lo especial de cada momento, los gestos, las miradas cómplices, la naturalidad de cada persona… sin que estén dirigidas por mí. Prefiero dejar hacer y pasar desapercibida, más en ocasiones tan irrepetibles como una boda, donde lo importante es que la imagen sea cuidada y especial, bien pensada, pero sin ser artificial… porque lo auténtico es lo que nos hace únicos y no hay nada más bello que una persona siendo ella misma.

Soy defensora de la fotografía emotiva y viva, que narre de manera fidedigna la historia de ese día, de las personas que la componen y de los momentos singulares, prestando siempre gran atención a los detalles y permitiendo que las imágenes sean el fiel reflejo de la realidad espontánea y auténtica.

fotografia viva