Sin duda esta es una sesión de lo más mediterránea, de hecho, cuando la hice estaba diseñando ya toda la imagen gráfica de Fotografía Mediterránea y no dejaba de pensarlo, es normal cuando has quedado para hacer las fotos al lado del mar Mediterráneo, junto a un club deportivo náutico y con varios espigones alrededor.

Bea me había dicho que quería hacer unas fotos para decorar su casa, algo con motivos marineros y náuticos dado su gusto al mar y los barcos, entonces pensé en que podíamos aprovechar la sesión para, además de hacer fotografías más orientadas a la decoración, hacerle unas fotos especiales con su hermana. Estuvimos hablando y finalmente quedamos en el club del Candado, en Málaga capital, donde su familia tiene atracado un barco que utilizan para hacer pequeños viajes por las aguas del Mediterráneo.

Al final hicimos una sesión muy completa, de unas tres horas aproximadamente, donde hubo incluso cambio de vestuario y en la que además pudimos subir al barco para tomar algunas imágenes, tanto de ellas, como de detalles náuticos que le sirvieron a Bea para colocar como cabecera en su dormitorio. Una idea, por cierto, muy bonita y creativa. La verdad que este reportaje quedó tal y como tenía en la cabeza cuando lo planeé, con fotografías frescas, naturales y de lo más relajadas e informales. Tal y como me gustan.