Fotografiar una fiesta de niños en un jardín con piscina es muy divertido, aunque en este caso algunos no me lo pusieron nada fácil porque corrían para esconderse y que no le hiciera fotos y me salpicaban jugando desde la piscina siempre que podían. Y aún así, o precisamente por eso, las imágenes salieron muy naturales y frescas, nada de posados, todo espontáneo y auténtico. En una fiesta eso es sencillo, pero si es con niños la naturalidad viene de serie.

Lo cierto es que me lo pasé muy bien haciendo este reportaje y no me importaría nada repetir más ocasiones como ésta. Aunque algunos fuesen un poco traviesillos, eso le da más chispa al asunto y hace que las fotografías sean de las que me gustan, un reflejo de lo que está sucediendo, de la vida pura, real, sin artificios. Una imágenes, en resumen, que muestran a los niños tal y como son, jugando y divirtiéndose.

 

Comida abuelas-29

Comida abuelas-10

Comida abuelas-32

Comida abuelas-42

Comida abuelas-124

Comida abuelas-83

Comida abuelas-135

 

Comida abuelas-99

Comida abuelas-97

Comida abuelas-93

Comida abuelas-70

 

Comida abuelas-78

Comida abuelas-81

Comida abuelas-164

Comida abuelas-82

Comida abuelas-69

Comida abuelas-72

Comida abuelas-73

Comida abuelas-119

Comida abuelas-63

Comida abuelas-56

Comida abuelas-40

Comida abuelas-12

Comida abuelas-41

Comida abuelas-37

Comida abuelas-64

Comida abuelas-67

Comida abuelas-16

Comida abuelas-21

Comida abuelas-39

Comida abuelas-31

Comida abuelas-33

Comida abuelas-26

Comida abuelas-24

Comida abuelas-3

Comida abuelas-42

Comida abuelas-43

Comida abuelas-138